Conversor de base numérica

Realiza la conversión de números entre los distintos sistemas numéricos.

Conversor de Binario (Base 2)

El sistema binario es una técnica de numeración donde solo se utilizan dos dígitos, el 0 y el 1. Suele emplearse particularmente en la informática. Es decir, este método se vale solo de dos símbolos, la unidad y el cero. Cualquier número puede expresarse tanto en el sistema decimal como en el binario.

Conversor de Octal (Base 8)

El sistema octal es el sistema de numeración posicional cuya base es 8, utilizando los dígitos indio arábigos: 0,1,2,3,4,5,6,7. En informática a veces se utiliza la numeración octal en vez de la hexadecimal. Tiene la ventaja de que no requiere utilizar otros símbolos diferentes de los dígitos.

Conversor de Decimal (Base 10)

El Sistema de Numeración Decimal es un sistema de numeración posicional y es el sistema es que todos utilizamos sin darnos cuenta del porqué. El Sistema Decimal utiliza 10 cifras (del 0 al 9). Al combinar estas cifras se consigue expresar número más grandes.

Conversor de Hexadecimal (Base 16)

El sistema hexadecimal reduce un número de ocho bits a sólo dos dígitos hexadecimales. Esto reduce la confusión que se puede generar al leer largas cadenas de números binarios y la cantidad de espacio que exige la escritura de números binarios.

Conversor de Romano (Romano)

El sistema romano es un sistema numérico antiguo que se utilizaba en el Imperio Romano. En este sistema se emplean letras para representar los números, siendo las letras más utilizadas son I, V, X, L, C, D y M. Cada letra tiene un valor numérico específico y se combinan de ciertas maneras para formar los números. A diferencia del sistema decimal, el sistema romano no tiene una representación nativa de la cifra cero. Es decir, no existe un símbolo específico para el cero en el sistema romano. A pesar de esto, el sistema romano sigue siendo utilizado en algunos contextos, como la numeración de los años en algunos calendarios.